Los mejores macarons de Buenos Aires

Macarons Buenos Aires

Cerrar los ojos y sentir que estamos en el mejor café de París o en una trattoria tradicional de Roma es posible sin moverse de Buenos Aires. Claro está, ayudada por la globalización y las ofertas de vuelos al exterior que constantemente se lanzan al mercado, la tendencia de comer macarons se populariza cada vez más y sigue en aumento. A tal punto que ya no resulta algo exótico pero, impulsado por sus colores y sus espectacular presentaciones, el macaron gana terreno en las mesas dulces.

¿Recuerdan cuando comer sushi en Buenos Aires era algo costoso y difícil de conseguir? Hoy es la categoría por excelencia de mayor oferta en cualquiera de las aplicaciones para pedir comida. Algo similar está sucediendo con los macarons, por supuesto, aún no a tal magnitud.

Similar al consumo de café, nacen expertos en la materia y los paladares se vuelven más exigentes. Si bien estamos lejos de ser críticos de cocina nos consideramos degustadores seriales de macarons y vamos a destacar, dentro de los muchos que probamos, dónde se consiguen los mejores macarons de Buenos Aires.

1. Vasalissa

¿Suena extraño que Vasalissa tenga los macarons más sabrosos? Diríamos que “sorprendente” como mínimo porque Vasalissa se especializa en chocolates y, sin dudas, son muy buenos. Pero los macarons los han llevado a un nivel superior que ofrecen en 8 sabores y todos son imperdibles. Además, los macarons de Vasalissa se pueden comprar online desde su página web y tienen envíos a toda la Ciudad de Buenos Aires y alrededores.

2. Hotel Sainte Jeanne (Mar del Plata)

En la clásica calle Güemes de Mar del Plata, van a encontrar una puerta de vidrio que los conducirá directamente a Francia a través de los aromas. El hotel Sainte Jeanne es un hotel boutique que tiene una patisserie a la altura de cualquier ciudad europea. No sólo es una cuestión de habilidad de su Chef Pâtissier, los insumos con los que trabajan son importados y los resultados son increíbles. La pasta de avellanas y el cacao lo traen directamente de Suiza y el chocolate belcolade de Bélgica. Tomar un té en la galería del hotel acompañado de unos macarons será una experiencia inolvidable.

3. Duhau Pâtisserie

El diseño del imponente palacio Duhau habla por sí solo. Un marco imponente para celebrar alguna ocasión especial en sus jardines y saborear los manjares del líder de la patisserie Damián Betular. Quizás los macarons del duhau son los más reconocidos dentro de este nivel pero han bajado mucho su calidad en el último tiempo. Tanto en texturas como en sabores, si se comparan con Vasalissa quedan varios escalones atrás. Este panorama hace algunos años era totalmente inverso. Probablemente Betular esté más concentrado en el programa de TV “Masterchef” y sin su supervisión la calidad de la comida no es la misma. Insistimos en que todo hace a la experiencia y a los sentidos. Entonces, si están pensando en comprar macarons para un regalo o para tomar el té en sus casas, en Vasalissa encontrarán mejor calidad pero si el plan es disfrutar una tarde con una merienda al aire libre no duden en visitar el palacio Duhau. No hace falta ser huésped del hotel para poder ingresar a degustar sus exquisitos macarons.

4. Mauricio Asta

El chef reconocido en el ambiente que ganó popularidad con su aparición en el programa de TV "El gran premio de la cocina" en donde está acompañado también de Christian Petersen, otro de los cocineros referentes en Argentina. La tienda de Mauricio Asta está en Martínez y es lo más parecido a estar en Ladurée de Covent Garden de Londres. También tiene su tienda online y realiza envíos a domicilio. Sobre los macarons de Mauricio Asta no hace falta agregar nada. Cuando le preguntan a cualquier cocinero argentino sobre las delicias dulces de la cocina francesa, el nombre de Mauricio Asta es lo primero que mencionan.

5. Violeta Massey Pâtisserie

Un imperdible en la ruta del macaron de Buenos Aires. Con su tienda online, 4 locales, 2 ubicados en la ciudad de Buenos Aires (Recoleta y Palermo), 1 en San Isidro y 1 en Martínez Violeta Massey es una insignia de la pastelería francesa. Largos años de experiencia y combinaciones de sabores hacen que estos macarons sean únicos e imposibles de imitar. Las presentaciones de sus productos son sobresalientes, cuidando cada detalle para, automáticamente al abrir las cajas, motivar al público a tomar fotografías de sus macarons para compartirlas en Instagram.